jueves, 2 de mayo de 2013

Querido diario.

Aunque esté escrito en 1ª persona, esta entrada NO va por mí.
Querido diario,
Estoy intentando ser fuerte. Lo intento día a día.
Aguanto cuchicheos, miradas con desprecio y a gente que me trata como si fuera inferior.
Pero el otro día fue demasiado.
Cuando me tocó exponer mi trabajo de Historia, empezaron a abuchearme. Lo peor es que no sé qué razón les doy para hacerlo, porque no trato mal a nadie.
Gritaban cosas como "¡Cállate ya!" o "A nadie le importa", y después "Eres una asquerosa anoréxica".
La profesora mandó callar gritando como nunca antes la había oído elevar la voz, y preguntó que quién había dicho eso. Pero ya era demasiado para soportar. Salí de clase con mi mochila al hombro y fui corriendo a mi casa. Y lloré. Hasta que no me quedaron lágrimas. Hasta que estaba tan vacía y con los ojos tan rojos que no me quedaba otra que guardar silencio.
Tumblr_m8373ljmik1qjj3z9o1_500_large
Y fue cuando tuve que escribir esta carta. No tengo fuerzas para más. Llevo aguantando esto demasiado tiempo y nadie se preocupará por mí si me voy. Bueno, mis padres sí. Y me siento egoísta haciendo esto porque sé que sufrirán, por eso declaro en esta hoja de papel que no es su culpa, ellos solo han intentado ayudarme todo este tiempo.
Pero antes de irme para siempre, quiero deciros a los que tratáis así a la gente, que no sabéis nada de su pasado. Dejad de mirar por una vez por encima del hombro a toda persona que no es perfecta.
Espero que ahora os sintáis mejor. Ya está. Habéis ganado. Os libráis de mí para siempre.
Tumblr_m25vxsnt6l1r4gh98o1_500_large

Marina.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Recuerda que el plazo para el Concurso de Relatos termina mañana a las 18:00. Si aún no has enviado el tuyo todavía tienes tiempo.

14 comentarios:

  1. Una pregunta, ¿es real? Como hablas en primera persona... Pero que sepas que a pesar de que no te conozco, sí que me importarí si te fueses... Y si es un relato, que sepas que es tan realista que asusta... Aparte de que es genial, como todos los demás :) Besos

    ResponderEliminar
  2. Hola Marina,
    No sé si esta entrada es real, o al menos el principio. Sé que es difícil que se metan contigo, ser "la rara" por tener otros gustos.
    Aunque esta entrada no sea del todo real que sepas que ha sido muy triste, por lo que me ha entristecido. Cuando escribes estas entradas se echa de menos a la Marina que fangirlea con Josh, que se levanta de madrugada para ver THG, que tiene tanta alegría cuando alguien habla de Glee.
    Con cariño,
    Topi

    ResponderEliminar
  3. No es real, chicas, pero mil gracias por preocuparos por mí, significa mucho.

    ResponderEliminar
  4. Esta tan bien escrito... en serio que parecía real. Me encanta tu forma de narra, en primera persona lo haces muy real. Yo he de decir que por parte si que me siento identificada. Pero bueno son de aquellas sensaciones que te vienen a la mente cuando lees algo relacionada.

    Muchos besos GORDOS y no pares de escribir (:

    ResponderEliminar
  5. La verdad es que me he asustado nada más leerlo, menos mal que se me ha ocurrido pararme en los comentarios para saber que no era algo 'real'.
    Antes que nada, decir que es tan real que asusta. De veras. Así que enhorabuena, es un texto genial.
    Aún así, da pena que haya situaciones de este tipo. Ni siquiera se me ocurre una razón maljustificada por la que la gente haga esto. ¿Diferencias en los gustos o en la forma de ser? Hasta ellos no se ponen de acuerdo en eso, ni todos son iguales. ¿Quién decide quién es el raro y por qué? Y además, no tienen ni muchísimo menos el derecho de ir criticando, y menos de ir acosando y humillando al que no es como él. ¿Acaso les gustaría a ellos verse envueltos en esa situación? Pues no. El problema es esa falta de empatía y de ponerse en el lugar del otro. El intentar sentir lo que el otro siente. El preocuparse y asegurarse que el otro está bien.
    Lo siento por enrrollarme tanto, es que este tema me enerva, y me enerva todavía más lo injusto que es el que haya gente que se quite de en medio sólo porque un par de estúpidos no valoren lo maravillosos y especiales que son.
    ¡Besitos y espero no haberte aburrido mucho!

    ResponderEliminar
  6. Me alegra que no sea real, supogno que Emoti Spring y Topi Dever lo habrán leído sin ver o algo lo de que no va por ti, o tal vez lo has puesto luego, el caso es que yo he subido para verlo de nuevo y asegurarme cuando he acabado de leer. No te conozco mucho, pero me encanta tu personalidad (que es desbordante).
    Un besi :)

    ResponderEliminar
  7. Es demasiado cierto ahora, y muy real.... Muy bien escrito. Las personas deberían saber lo que hacen, :|

    ResponderEliminar
  8. Este relato es genial. Expresa lo que sienten las personas a las que les pasa eso. Y a ver si la gente deja de meterse con los demás, que yo nunca he llegado a entender por qué hacen eso. A mí no se me ocurriría ponerme a abuchear a alguien en una presentación, ni meterme con nadie. Si no me cae bien, simplemente le dejo en paz y sigo a lo mío.
    Pero supongo que los demás no piensan igual. Y sé que estas cosas ocurren de verdad, y me duele mucho. Espero que cambie.

    ResponderEliminar
  9. Ay, yo soy de las que creen que nosotras (las bloggeras) tenemos que escribir una entrada así para desahogarnos, para llorar por ellas, no sé, yo también lo hice y es como una forma bonita de que la gente piense en ellas, aunque solo sea unos minutos.
    Besos, Amanda.
    P.D.:Pásate por mi blog, plis :3

    ResponderEliminar
  10. Yo llevo desde los tres años sufriendo acoso escolar. Desde bien pequeña me han tratado cual objeto. Humillándome, insultando, pegando, robando... Actualmente tengo 15 años. Intenté suicidarme con 13, y no es algo de lo que me enorgullezco. De lo que sí me enorgullezco, es de que un pequeño SMS me distrajera el tiempo suficiente como para que una amiga me encontrara y me animara. Actualmente la persona que mandó el mensaje de texto es mi novio desde hace un año y nueve meses. Realmente no vale la pena el suicidio, porque jamás se sabe lo que te puede esperar después, por eso, aunque no sea real, le digo a todas las que están aquí leyendo que no se rindan jamás, por muy mal que les vayan las cosas. Es algo que no merece la pena y realmente solo haces sufrir a la gente que realmente le importas. No hagas caso a esos malnacidos que te insultan. En la mayoría de casos es envidia. Envidia de ver la pureza de un corazón bueno, y sienten la necesidad de chuparle esa bondad y convertir ese corazón en algo podrido como ellos. Pongo como ejemplo la mariposa que hay a la derecha de este blog.
    Me pondría en anónimo, pero no me avergüenzo de decir a todos que yo sobreviví a la sociedad que hay hoy en día.
    Y recordad: Jamás os rindáis.

    ResponderEliminar
  11. Dios mío me he emocionado muchísimo.
    Es injusto, es taaaaan injusto. Yo estuve sufriendo acoso unos meses, pero permanecí fuerte. No les di el gusto de que me vieran sufrir, pero en cuanto me quedaba sola no podía evitar derrumbarme. Y así lo superé, me hice mucho más fuerte.
    Ánimo, por favor, ánimo a todos.
    Excelente relato, excelente blog. Lo sigo. Besos.

    ResponderEliminar
  12. Uff, que intenso. Escribes fenomenal.
    No sé si me recordarás pero soy Ash, la chica que te hizo la reseña en el club de críticos del foro Juvenil Romántica. Espero que todo te vaya muy bien, de vez en cuando me paso por tu blog a ver si sigues escribiendo y me alegra ver que sí.
    Pues nada, mucha suerte y si quieres pasarte algún día, colaboro en un blog de arte y literatura que recién empieza; (http://elclubescarlata.blogspot.com.es/)
    Un beso
    Ash

    ResponderEliminar
  13. Hola linda!
    Gracias a Dios que no va sobre ti, pero algo me dice que debe ser basado en la vida real, porque el tratar mal a la gente por cómo se ve en el colegio es cosa de todos los días.
    En cuanto a la chica, no me queda claro si en verdad es anroéxica o una persona de constitución muy delgada, sea como sea, no se merecía que la trataran así, y lástima que no tuviera el acompañamiento que necesitaba para evitar llegar a esos extremos.
    Aunque me gusta y me parece original que terminaras con una imagen, que la misma exista en internet me hace pensar que en serio que hay grupos para todos, hasta para los suicidas. Dios! Pobres personas!
    Saludos!

    ResponderEliminar
  14. Hola, Marina.
    Muchas veces me siento así (aunque sé que no es tu historia porque lo pone al principio).
    No me abuchean, no me hacen burla, no me dicen "anoréxica", aunque a veces se metan conmigo por mi delgadez.
    Siento a veces que a nadie le importo, y tengo miedo, mucho miedo de las críticas y de lo que puedan decir. Lo sé, eso ha sido muy cobarde.
    Pero nadie sabe cómo me siento esas tardes, llorando simplemente por sentirme vacía y sin ningún motivo por el que seguir.
    Por eso utilizo el pseudónimo de "Clara Mellark". Clara no existe. No soy Clara, pero soy tan cobarde que no soy capaz de confesar mi verdadera identidad.
    Lo siento.

    ResponderEliminar

Mi novela, disponible en Amazon.

Mi novela, disponible en Amazon.
Papel: 7,02 euros. Ebook: 1,57 euros.