domingo, 21 de abril de 2013

Casualidad o destino - Capítulo 2.

A la mañana siguiente, mi madre entra con aire nervioso a mi habitación. Levanta a toda prisa la persiana y me explica que, de nuevo, han surgido problemas en las oficinas donde trabaja mi padre, y ha tenido que marcharse. Ella también tiene que irse al trabajo. Conclusión: hasta que las cosas se calmen en el edificio de mi padre, soy yo la encargada de sacar a Lucky todas las mañanas, lo que incluye levantarme media hora antes de lo normal.
Me visto y llamo a mi perro.
Mientras cierro la puerta detrás de mí y me coloco los cascos para escuchar música, recuerdo al chico que vi el día anterior. No puedo evitar que un "Me encantaría volverme a cruzar con él" pase por mi cabeza.
Voy caminando por la misma zona por la que fui ayer, con la vista alerta, mirando hacia un lado y otro constantemente. Y llego al punto exacto en donde conocí a ese chico. No hay nadie.
Un poco decepcionada, vuelvo con Lucky a casa. Me cambio de ropa y me preparo para ir al instituto.
- Pórtate bien, ¿vale, Lucky?
Él ladra y mueve la cola como respuesta. Sonrío, cojo mi mochila y me voy andando a clase.
Por el camino me encuentro con Tamara, mi mejor amiga.
- ¡Hola, Paula!
- Hola. ¿Qué tal todo?
- Bien. Bueno, genial. Porque ayer estuve hablando con Pablo.
- ¿Y eso? - le pregunto sorprendida.
- ¡Me dijo que le pidió mi número a Lola porque le parecí muy simpática el viernes, cuando fui a saludarle!
- ¡Vaya! ¡Eso es genial! Yo todavía no he ido a darle la bienvenida.
- ¿Por qué no lo hiciste el viernes?
- ¡Porque tenía un círculo de chicas a su alrededor! Entre las cuales estabas tú, te lo recuerdo.
- ¿Estás insinuando que me parezco a las otras chicas que van corriendo detrás de cada chico guapo que ven?
- No...
- Mira Paula, yo solo fui a darle la bienvenida a este asqueroso instituto. No soy como las demás.
- Vale, vale, lo que tú digas.
- ¡Hablando del rey de Roma! - dice de repente Tamara señalando a un chico alto y rubio que se acerca a donde estamos nosotras. - ¿Estoy bien? ¿Tengo el flequillo bien colocado?
- ¿No decías que te daba igual el tal Pablo?
- ¡Calla que ya viene!
- Hola, Tamara. - Ella le devuelve el saludo y puedo advertir cómo baja la mirada tímidamente, siempre lo hace cada vez que se siente atraída por un chico.
- Hola, yo soy Paula.
- Encantado.
El timbre suena y vamos a nuestro aula. El resto del día continúa aburrido y sigue la monotonía de siempre. Después le hablo a Tamara del chico que me encontré paseando a Lucky, a lo que ella responde que tiene que estar relacionado con el destino, porque peinsa que las cosas no pasan así por así, y bajo ninguna circunstancia puedes conocer a alguien que no vaya a jugar un papel en tu vida. Teniendo en cuenta esto, el tal David tiene que aparecer de nuevo delante de mí si va a cambiarme tal y como dice Tamara.

Y, como si hubiera predicho el futuro, el chico apareció al día siguiente.
Tumblr_kz0vx5hydb1qb4rjpo1_500_large
Marina.

7 comentarios:

  1. Oh<3 ¡Me encanta! Jajaja que maja Tamara

    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Oish. Que presioso *-* A ver si subes más a menudo.

    ResponderEliminar
  3. Exacto, necesitamos mas cosas de estas <3

    ResponderEliminar
  4. Que bonitooo. Tamara me encanta (mi personaje prefe :). Pero tienes que publicar con más frecuencia, que si nos vas a tener en vilo todo este tiempo... :)
    Chic-girl

    ResponderEliminar
  5. Coincido con Chic-girl, ¡quiero ver que pasa con David! Echaba ya de menos tus entradas :)
    Emoti

    ResponderEliminar
  6. Que bonito. ¿Cuándo colgarás el próximo? Un beso muy grande. :)

    ResponderEliminar
  7. OH dios mio, sube pronto el próximo
    Kss!

    ResponderEliminar

Mi novela, disponible en Amazon.

Mi novela, disponible en Amazon.
Papel: 7,02 euros. Ebook: 1,57 euros.