lunes, 9 de enero de 2017

Libros que quiero leer en 2017

¡Hola! Como veis, estoy intentando recuperar el viejo hábito del blog porque hay muchas cosas de las que quiero hablaros pero que al final son sustituidas por otros vídeos, así que lo que no tenga hueco en el canal, lo tendrá aquí.

Hoy os hablo de los libros que me muero por leer este año:
- La reina en el palacio de las corrientes de aire (Millennium, # 3).
Esta trilogía va por muy buen camino y no puedo esperar a leer su conclusión. Tengo que saber más de Lisbeth Salander, ¿quién es en realidad, qué va a pasar con ella?
- Seconds: es una novela gráfica que me llamó mucho la atención cuando Ariel Bissett, una youtuber, habló de ella tan bien. Los colores parecen súper bonitos y cálidos y la historia tiene pinta de ser interesante y diferente.
- All We Shall Know: lo mismo que la anterior. Esta chica dijo tantas cosas buenas de la forma en la que estaba escrito el libro que no me aguanto, necesito comprobar si es cierto por mí misma.
- La canción de Aquiles: porque me lo recomendó una amiga de la universidad y es de temática mitológica, no hay mucho más que explicar.
- El pozo de la ascensión: es la segunda parte de la trilogía "Nacidos de la bruma" de Brandon Sanderson. Leí la primera parte a finales de 2016 y no pude quedar más encantada. LO NECESITO YA.
- Rojo y oro: es la novela que sacarán Iria y Selene en febrero (ya ni pongo sus apellidos, sabéis quiénes son). Todo lo que escriben me transporta a otro mundo y me hace sentir bien acogida. Además, también va de dioses, así que todo es bueno.
- Girl Up: es una novela feminista de la que escuché en algún canal de Youtube que no recuerdo. Me apetece leer más sobre esto desde que terminé "Cómo ser mujer" de Caitlin Moran, que también me encantó.
- El juego del ángel: es la segunda parte de la tetralogía de Zafón, "El Cementerio de los Libros Olvidados". Su predecesor quedó en el primer puesto de mi top libros de 2016, así que imaginad.
- The Raven Boys: es una trilogía de Maggie Stiefvater que siempre he querido leer pero que al final dejo abandonada por otros libros. De este año no pasa, al menos leeré el primero.
- 1984: la famosísima distopía de George Orwell lleva ya dos años en mi lista de "to-read". Por fin tengo el libro en mi estantería, así que caerá tarde o temprano porque se supone que es una joya universal y su sinopsis y los temas que trata me atraen muchísimo.
- Americanah: es un libro que también tiene pintaza. Según tengo entendido, habla sobre el racismo, y su autora es una de las mejores escritoras que tenemos ahora mismo en el mundo. Con esas premisas, como para no querer probarlo.

Como veis, son once libros los que quiero leer sí o sí. Espero que este año traiga muchas sorpresas y grandes historias. Tengo muchas expectativas con los mencionados en esta lista, así que solo rezo para que estén a la altura y por supuesto, para descubrir muchos otros.
Marina

miércoles, 4 de enero de 2017

Firmado, Abril: un libro viajero

Vale, siento la necesidad de decir algo antes de empezar esta entrada: ¡feliz año! ¡Hola! Bonjour!
Hoy traigo una reseñita de esas que hace siglos que no hago, y a hablaros de lo que es formar parte de un libro viajero.
Para los que no sepáis de qué trata: un libro va viajando entre varias personas que, tras haberlo leído, lo envían por correo a la siguiente.
En mi caso, el sobre venía llenito de sorpresas geniales y bolis y post-its de colores.
Mientras iba leyendo, marcaba lo que me llamaba la atención o que me sorprendía de alguna forma.
Cuando el ejemplar llegó a mí ya había pasado por tres personas y estaba repleto de cosas subrayadas o anotadas, y eso me en-can-tó.
Nunca he sido fan de marcar los libros, pero he de decir que me pareció súper cuco ver cómo estaba quedando y poder tener la "libertad" de expresar todo lo que pasaba por mi cabeza mientras lo leía. Así que en resumen, repetiría de cabeza.
Y ahora, hablemos del libro, de la escritora Paula Ramos:

Firmado, Abril es la historia de una joven espontánea e insegura (muy como hemos sido todas en algún momento de nuestra vida) que nos narra sus aventuras y desventuras desde los catorce a los diecisiete años (si no me equivoco).
Me gustó que se notase un cambio cuidado en la evolución del personaje, porque Abril cada vez se dejaba llevar más y no se sentía tan mal en su propia piel.
Lo mejor del libro es lo mucho que te puedes identificar con él. Quizás ahora yo ya no estoy en las situaciones de Abril, pero hasta hace dos años sí, y la entendía en todo momento.
Quebraderos de cabeza, chicos, amigas que resultan no ser lo que parecen... en la historia hay un poquito de todo.
Me pareció especialmente tierna la relación con su hermana Lea porque hacía hincapié en el amor que tenían la una por la otra, y es que muchas veces en los libros se margina mucho este cariño entre hermanos.

Ahora, no es todo perfecto. Encontré algunas erratas y cosillas sueltas que no me gustaron: el hecho de que Abril esté odiando a muerte a cualquier chica que le resulte más guapa que ella solo por eso, o porque llama mucho la atención. Y cuando digo odio, no exagero. No me parecía bien que las juzgara a todas con tanta soltura, y ojo, sé que todas cuando somos más pequeñas o cuando nos vemos inseguras lo pensamos inconscientemente, pero ella lo hacía de forma tan normal que... uf, me dolía hasta a mí.
El estilo es quizás repetitivo en algunos puntos y creo que debería pulirse un poco más pero tampoco es relevante.
Los personajes están bien, entretenidos y mi favorita es Lea, eso seguro.

Es una historia que se te pasa volando, la devoras y ni te das cuenta del tiempo que pasa. Si necesitáis distraeros y pensar en otra cosa, es un libro que tiene situaciones muy divertidas y cómicas que os puede hacer pasar un buen rato.



domingo, 11 de diciembre de 2016

Demasiado tarde

Cogería todas las palabras bonitas del mundo, y las trenzaría para regalártelas.
Tomaría con sumo cuidado las manos que regresan y se van una vez más, para fingir que son mías de nuevo.
Pasearía entre tus piernas porque son caminos que conozco, pero que me gusta recordar.
Creo que bailaría durante una hora porque es lo que dura con exactitud la mezcla de todas nuestras canciones.
Y después te envolvería entre los brazos que siempre amaste, pero que realmente nunca te importaron.
Pasearía las yemas de mis dedos entre tu cabello para luego desordenarlo. Siempre, siempre estaba desordenado.
Y de esa forma, volvería a verte, volvería a hacerlo otra vez.
Podría imaginar un susurro en mi oído y la presión en mi espalda.
Y aún así tendría que parar para coger aire, porque sería demasiado.

Sabes que cogería las palabras más bonitas y las trenzaría.
Para recordarte una vez más, quizás hasta te dedicaría un poema.
Pero ya no puedes leerlo, y probablemente nunca lo hagas.
Porque ya no estás aquí.
Y yo estoy esforzándome demasiado en hacerte regresar. Tus rizos y tus labios, la maravilla que haces con tus ojos y los caminos a los que me llevas cuando no sé a dónde ir.

Podría imaginar una última vez tus mejillas.
Tus dedos.
Y también podría cambiar las sábanas. Para que al menos no huelan a ti.
Ya no, ya no más.
Es exhausto, esto de recordarte, pequeña. Así que te abandono aquí.
Porque de todas formas, nunca lo leerás.
Es demasiado tarde.


¿O no?

domingo, 23 de octubre de 2016

Entre flores

Moriré enterrada en flores. Tus brazos me darán una última acogida.
Recibiré un beso de despedida. Y una lágrima sincera.
Moriré enterrada en flores. Sonreirán al recodarme. Me darás una caricia.
Ella me mirará con ternura, y se dormirá. Se acostará mientras, tranquila, muero entre flores.

Me darás la mano. Mi madre pensará en lo que hablamos. Dejará jazmines o rosas.
Y yo moriré enterrada entre flores. Y sonreiré.

Mi novela, disponible en Amazon.

Mi novela, disponible en Amazon.
Papel: 7,02 euros. Ebook: 1,57 euros.